2. FUNDAMENTACIÓN DEL PROGRAMA ACADÉMICO.

Importancia del programa de especialidades en enfermería, en los ámbitos institucional, local, regional, nacional e internacional.

En el mundo, se han dado importantes cambios políticos y socioeconómicos en las últimas décadas, con impacto en las condiciones de vida y la situación de salud de las poblaciones, y han recibido la influencia del desarrollo tecnológico, de la automatización, de la investigación, de la biotecnología, de la comunicación e informática, y de muchos otros adelantos. Todo esto ha influido en la profesión de enfermería que experimenta actualmente cambios que surgen de la dinámica y evolución de las profesiones dentro del sistema de salud. De los factores que han contribuido a que la disciplina sea el eje central del equipo de salud, se encuentra su participación en la atención y cuidados de distintos procesos de salud y enfermedad, el surgimiento de una base teórica como fundamento de la práctica, una definición actual y precisa de su rol profesional unida al desarrollo de la formación de enfermería a nivel universitario (Armendáriz y Méndez, 2009).

La tendencia en cuanto a la formación y actualización de la disciplina de Enfermería, en las Instituciones Públicas de Educación Superior en México, a través de programas de posgrado, la conducen a un modelo basado en la adquisición de conocimientos y el desarrollo de habilidades, actitudes, valores y competencias, para la formación de especialista en enfermería, con conciencia ética y solidaria, reflexivas, críticas, capaces de mejorar la calidad de vida como estrategia para encontrar alternativas de solución a la problemática social y de salud en el caso particular del Estado y del País, a través de servicios profesionales, especializados y de calidad; en apoyo a las políticas nacionales y estatales de mejora de los servicios de salud en relación a la atención del usuario, familia y comunidad. Las instituciones de Educación superior formadoras de profesionales de la salud en la disciplina de enfermería, se han expresado por la competencia de la oferta educativa creando o actualizando programas de especialidad en enfermería; orientados en su mayoría a la actualización de los profesionales en activo, cabe señalar que la demanda de ingreso a los posgrados de enfermería que ofrece la UAT, se ha caracterizado por el predominio en las áreas de Enfermería Médico Quirúrgica, Cuidados Intensivos, Pediatría, Urgencias y Emergencias, Salud Pública y Comunitaria, Gerencia de los Cuidados y Enfermería Gerontogeriátrica.

Los servicios especializados de la profesión tienen una base científica, de donde proviene la atención que ofrece a la sociedad; es así como la práctica profesional de las especialidades en enfermería, se define por un campo específico de conocimientos, en espacios asignados para su intervención y por la construcción de identidad y ética profesional. Tal es el caso de este programa de Especialidad en Enfermería con siete énfasis, que fundamentan sus intervenciones apoyadas en las disciplinas que también se ocupan del mismo objetivo y el cual de acuerdo a cada SEDE que imparta el programa de especialidad implementará las acentuaciones en razón de sus LGAC.

Elementos normativos

Las bases normativas que en la planeación y el diseño de la presente propuesta se consideraron, incluyen las disposiciones jurídicas, políticas y los lineamientos que rigen y orientan a las instituciones de enseñanza superior, ya sea con carácter relativo de obligatoriedad, o bien de manera indicativa y orientadora. Por lo que se refiere a las bases jurídicas, se consideran los ordenamientos de observancia general para la planeación de la educación superior, haciendo referencia al Artículo 3° Constitucional, la Ley para la Coordinación de la Educación Superior, la Ley General de Educación, la Ley Reglamentaria Del Artículo 5o. Constitucional, Relativo al Ejercicio de las Profesiones en el Distrito Federal, la Ley General de Salud, el Programa para el Fortalecimiento del Posgrado Nacional (PFPN); el Plan Nacional de Desarrollo 2007-2012, el Plan Estatal de Desarrollo Tamaulipas 2011-2016 y el Plan Estratégico de Desarrollo Institucional de la UAT 2010-2014.
La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en su Artículo 3° establece las características fundamentales de la educación, incluyendo la de tipo superior impartida en las Instituciones Públicas y expresamente establece que las Universidades Autónomas tendrán la facultad y la responsabilidad de gobernarse a sí mismas; realizarán sus fines de educar, investigar y difundir la cultura, respetando la libertad de cátedra e investigación, de libre examen y discusión de las ideas; y determinarán sus planes y programas; con base en estos preceptos generales, la Ley General de Educación señala que la función social educativa de las universidades estará regulada por las leyes que rigen a dichas instituciones; además, el Estado apoyará la investigación científica y tecnológica.
La Ley Reglamentaria Del Artículo 5o. Constitucional, Relativo al Ejercicio de las Profesiones en el Distrito Federal señala que las instituciones del sistema educativo nacional expedirán certificados y otorgarán grados académicos a las personas que hayan concluido sus estudios de acuerdo con los requisitos establecidos en los planes y programas de estudio, dichos certificados, constancias, diplomas, títulos y grados tendrán validez en toda la República Mexicana.
La Ley General de Salud en su artículo 3º establece que es materia de salubridad general entre otras la organización, coordinación y vigilancia del ejercicio de las actividades profesionales, técnicas y auxiliares para la salud; la promoción de la formación de recursos humanos para la salud; la coordinación de la investigación para la salud y el control de ésta en los seres humanos; la información relativa a las condiciones, recursos y servicios de salud en el país; la educación para la salud; El Programa para el Fortalecimiento del Posgrado Nacional (PFPN) tiene como principal objetivo fomentar la mejora y asegurar la calidad del posgrado nacional, así como reconocer los programas de posgrado consolidados e impulsar la creación de nuevos posgrados de calidad con base en planes estratégicos de desarrollo institucional y consistentes con la planeación de la educación superior en las entidades federativas.
El Plan Nacional de Desarrollo 2007-2012 en materia de educación plantea como objetivos principales: elevar la calidad educativa; impulsar el desarrollo y utilización de nuevas tecnologías en el sistema educativo para apoyar la inserción de los estudiantes en la sociedad del conocimiento y ampliar sus capacidades para la vida; promover la educación integral de las personas en todo el sistema educativo; fortalecer el acceso y la permanencia en el sistema de enseñanza media superior, brindando una educación de calidad orientada al desarrollo de competencias; y ampliar la cobertura, favorecer la equidad y mejorar la calidad y pertinencia de la educación superior. Mismos que se reflejan en el Plan Estatal de Desarrollo Tamaulipas 2011-2016, dentro del cual se expresan las necesidades y preocupaciones de los tamaulipecos en estos aspectos, al señalar líneas de acción prioritarias para el caso particular de la educación y que se resumen en: transformación del sistema educativo; desarrollo de capacidades y competencias para una vida armónica; y cobertura, calidad y pertinencia;
De igual manera, en el Plan Estratégico de Desarrollo Institucional 2010-14 de la Universidad Autónoma de Tamaulipas dentro de su carácter académico en lo relacionado a los estudios de posgrado establece el reto de proveer a los profesionistas que han decidido continuar su formación de posgrado de los conocimientos de frontera, de habilidades y experiencias académicas que los conviertan en líderes en su disciplina y en agentes de cambio de nuestra sociedad, para ello la evaluación y el aseguramiento de su pertinencia y calidad es fundamental a través del impulso a la investigación y el desarrollo tecnológico; innovación y fortalecimiento de los programas de posgrado.
De acuerdo al análisis de la normativa federal anteriormente señalada, los programas de postgrado de Especialidad obedecen al mandato previsto por la misma, ya que uno de los fines primordiales de la educación superior, confiada a las universidades públicas, es elevar la calidad de la educación para ampliar las competencias para la vida y favorecer la inserción en la sociedad del conocimiento. Ofreciendo una educación integral que equilibre la formación en valores ciudadanos, el desarrollo de competencias y la adquisición de conocimientos, para fortalecer la convivencia democrática e intercultural y así formar personas con alto sentido de responsabilidad social, que participen de manera productiva y competitiva en el mercado laboral.
Cabe destacar también lo que se refiere a los dispositivos previstos por las distintas normativas que regulan a cada una de las dependencias participantes, sobresale en primer lugar, la autonomía de la universidad que participa en estos programas , lo cual constituye un pilar básico para la creación de la especialidad en Enfermería por la capacidad de autorregulación que brinda la autonomía universitaria, y que incide en la determinación de aquellos programas de posgrado que las Universidades consideran de trascendencia social e impacto regional para sus respectivas entidades.
Finalmente, las normativas institucionales son claras y específicas en la regulación de los estudios de posgrado que todas y cada una de ellas ofrecen, por lo que el programa de Especialidad de Enfermería se inserta en estas consideraciones, cumpliendo los requisitos previstos por el marco jurídico universitario de las instituciones de educación superior públicas existentes. De la revisión de los aspectos normativos antes referidos se establece que el esfuerzo institucional para ofrecer programas como los propuestos no representa problemas significativos en cuanto a los procesos administrativos para la operación, el reconocimiento de los estudios, el otorgamiento de grados, la participación del personal adscrito a las dependencias. Además, este tipo de programas son alentados por el gobierno de la República como un mecanismo valioso para abatir el rezago en la formación de personal de alto nivel en diferentes áreas del conocimiento, siendo la ciencia de Enfermería una disciplina en la que es particularmente notoria la necesidad de incrementar sustancialmente el número de personal especializado e investigadores, que a su vez constituyan la base para avanzar en esta materia en la enfermería de México.

PERTINENCIA DEL PROGRAMA DE POSGRADO DE ESPECIALIDAD EN ENFERMERÍA.

México enfrenta una serie de desafíos vinculados con la modificación del panorama demográfico, las características epidemiológicas, la estructura del sistema de salud, el establecimiento de prioridades de atención de la salud, el surgimiento de enfermedades emergentes y reemergentes, la modificación de conductas de riesgo, el fomento del autocuidado y de estilos de vida saludables, la participación más activa de grupos en la búsqueda conjunta de soluciones a situaciones de riesgo para la salud.
Tamaulipas, como otras entidades federativas, enfrenta problemas y necesidades sociales similares. Existen problemas de salud pública como los altos índices de enfermedades crónico-degenerativas que cada día, afectan a más mexicanos en su calidad de vida y bienestar; el significativo incremento en el grupo de población mayor de 60 años que requiere modelos eficaces de atención tanto en el hogar, como en instituciones de salud; enfermedades de transmisión sexual como el SIDA, cuya incidencia se incrementa involucrando indiscriminadamente a diferentes grupos de población; el uso y abuso, en aumento, de tabaco, alcohol y otras drogas, se ha convertido en un serio problema de salud pública, que involucra a adultos, jóvenes y niños; los accidentes y los problemas derivados de la violencia en sus diferentes manifestaciones, constituyen problemas que requieren ser combatidos con mayor eficacia.
Esta realidad, exige, la búsqueda de respuestas diferentes. Son las universidades, como instituciones formadoras de profesionales altamente capacitados, las instancias que ofrecen alternativas que respondan a estas necesidades sociales a través de programas de estudio pertinentes para la formación de recursos humanos. El Programa de Especialidad en Enfermería constituye una instancia de formación de profesionales de esta disciplina, con capacidades de respuesta a las nuevas demandas sociales. Por otro lado, en una época donde la ciencia y la tecnología revolucionan todos los espacios de la vida del hombre, la Enfermería no es la excepción. Ésta ha sentido el impacto de dichos avances a la vez que ha participado en ellos, lo cual la ha obligado a mantenerse actualizada, sin perder de vista que su compromiso fundamental es con el ser humano en una relación de respeto y solidaridad.
En este proceso, la enfermera utiliza la tecnología de punta en beneficio del hombre, mediante la creación de procedimientos específicos de vanguardia y alta complejidad. Las mayores responsabilidades adquiridas y el sustancial aumento en la actividad de la enfermera durante los últimos treinta años, se debe en gran parte al surgimiento y desarrollo de las especialidades. El papel que las enfermeras han desempeñado en sus diferentes campos de especialidades, constituye para la sociedad uno de los baluartes más importantes para la atención de problemas de salud específicos, y con ello, una importante contribución social.
Es la competitividad del mercado de trabajo lo que principalmente impulsa a los egresados de licenciatura a demandar la creación de posgrados; este incremento en la demanda de posgrados en Enfermería tiene como motivación el ascenso y promoción laboral, seguridad en el empleo o una mejor oportunidad laboral, ya que los estudiantes de posgrado son en su mayoría personas que trabajan.

DEMANDA POTENCIAL
El campo potencial de trabajo se presenta no sólo como una oportunidad, sino como una exigencia social y económica del País, considerando la escasez de especialistas calificados e investigadores en el campo de la Enfermería. La demanda potencial a nuestros programas de posgrado, específicamente, a las especialidades en Enfermería, está representada por los egresados de nivel licenciatura de diferentes instituciones educativas del Estado de Tamaulipas y de la región; en un 70% son egresados de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, el 30% restante, provienen de escuelas públicas o privadas de la Región como: San Luis Potosí, Veracruz, Hidalgo y Nuevo León.
Por otro lado, cabe señalar, que de acuerdo al comportamiento en la matrícula de los cursos postécnicos y especialidades en Enfermería que anteriormente ofertaba la Facultad de Enfermería de Tampico, el 80% de las enfermeras inscritas en estos programas son trabajadoras de alguna institución de salud de la localidad, tales como: el IMSS, ISSSTE, SSA, PEMEX y en menor proporción, de instituciones privadas.
La Facultad de Enfermería del Campus Tampico, forma licenciados en Enfermería desde el año de 1976, observándose en los últimos diez años un incremento significativo en la matrícula de este programa educativo; en promedio, anualmente egresan 120 licenciados, estimándose que un poco más del 50% de éstos, en los dos años posteriores a su egreso, continuarán su formación profesional en un programa de especialidad.
Para conocer la demanda actual en el estudio en esta especialidad de enfermería, se realizó un estudio de mercado cualitativo y cuantitativo (Anexo 1)

Estudio Cuantitativo
Objetivos Generales

• Conocer la opinión de las licenciadas en enfermería para medir el nivel de factibilidad y aceptación para realizar estudios de especialidad en esta área de estudio.
• Generar información precisa para la toma de decisiones.

Objetivos Específicos:
• Evaluar el nivel de demanda de los estudios de especialidad las áreas de Enfermería Médico Quirúrgica, Cuidados Intensivos, Pediatría, Urgencias y Emergencias, Salud Pública y Comunitaria, Gerencia de los Cuidados y Enfermería Gerontogeriátrica.
• Identificar las expectativas del personal de enfermería respecto a costos, horarios y temática de interés.
• Determinar la capacidad de pago de las enfermeras.
• Conocer el perfil del interesado
• Conocer el perfil del interesado

Metodología:
• Se realizó un estudio exploratorio, con la finalidad de indagar la factibilidad y aceptación para realizar estudios de especialidad en esta área de estudio.
• La población estuvo conformada por profesionistas egresados de la carrera de licenciatura en enfermería con residencia de los estados de Tamaulipas y San Luis Potosí.
• Se aplicaron 106 entrevistas, que se presentan en la siguiente tabla:

Estado

Numero de Encuestas

Porcentaje

Tamaulipas

40

37.74

Veracruz

20

27.78

San Luis Potosí

46

43.40

Total

106

100


Los resultados de este estudio indicaron  que el personal de enfermería seleccionado consideró a  la Facultad de Enfermería de Tampico de la Universidad Autónoma de Tamaulipas una institución educativa con excelente y buen nivel académico, ubicación y/o accesibilidad e infraestructura. Así mismo el 94.34% de los entrevistados están interesados en estudiar la especialidad en enfermería, las especialidades en enfermería con más demanda fueron enfermería quirúrgica (47.17%), seguida de las especialidades de cuidados intensivos (21.70%), y gerencia de los cuidados (18.87%). A los temas que le dieron más prioridad para estudiar en la especialidad fueron Intervenciones de enfermería, técnicas y procedimientos de la especialidad seleccionada (75.45%),  lo cual nos permite suponer que se contará con una asistencia lo suficientemente numerosa como para hacer de este un programa autosuficiente en materia financiera (Ver Anexo 1).

Estudio Cualitativo
Objetivos del estudio
Conocer las expectativas de líderes de opinión del sector de enfermería sobre la formación académica y habilidades que un profesional debe cumplir para poder competir y desempeñarse exitosamente en las diferentes áreas del sector salud.
Identificar el nivel de oferta laboral en el sector.
Metodología:
Para la realización de este estudio, se realizaron tres entrevistas a personas elegidas por la DES. Las personas entrevistadas se desempeñan profesionalmente en las instituciones de salud de la localidad. El contenido de cada entrevista se analizó en función de los objetivos plasmados en la Entrevista del  Estudio de Factibilidad para enfermeras de las instituciones de salud “Percepción actual de la demanda de profesionales con posgrado”.
Los resultados de este estudio (Anexo 1) mostraron que en las instituciones de salud en la  contratación de profesionales en el área de enfermería con especialidad (estudios de posgrado) consideran (ver Anexo 1):

  • El nivel académico y de conocimientos (licenciadas en enfermerías y enfermeras especialistas).
  • La universidad y/o escuela de procedencia, dando preferencia a las enfermeras becadas por la misma institución de salud y a las egresadas de la Universidad Autónoma de Tamaulipas,
  • Experiencia en la especialidad que se solicite.

Así mismo lo que más les desagrada del personal de enfermería que contratan es:

  • Que presente títulos no acordes con los conocimientos reales de la especialidad para la cual es contratada.
  • Falta de profesionalismo, de vocación, y de experiencia,

El México de los primeros años del siglo XXI se encuentra inmerso en las transformaciones del entorno global y los vertiginosos avances tecnológicos, que implican tanto amenazas como oportunidades en materia de salud. Durante los últimos 50 años se han realizado progresos en la lucha contra las enfermedades, la consolidación de las instituciones y el desarrollo de nuevos planteamientos para la prestación de servicios de la salud a la población. El perfil epidemiológico que hoy caracteriza a nuestro país está dominado por enfermedades crónico-degenerativas y lesiones, y obedece a determinantes de naturaleza compleja, asociados tanto a las condiciones de vida de la sociedad (Plan Nacional de Salud, 2007-2012).
En el Estado de Tamaulipas se presentan desafíos similares que impactan el perfil de salud de la población y que refieren a la transición epidemiológica, la coexistencia de enfermedades infecciosas con enfermedades crónico-degenerativas y el incremento en el número de adultos mayores, que implican para la población en general retos en obesidad, diabetes mellitus, enfermedades del corazón, cáncer, adicciones, salud mental, accidentes, VIH/SIDA, influenza y dengue. Según estimaciones del Consejo Nacional de Población (CONAPO), en 2010 la esperanza de vida al nacer era de 75.34 años, y en 2016 alcanzaremos 76.11. La natalidad bajará de 17.17 a 15.84 nacimientos por cada 1 mil habitantes y la fecundidad de 2.02 a 1.93 hijos (Plan Estatal de Tamaulipas, 2011-2014).
Los sistemas de salud requieren de recursos humanos suficientes y capacitados para responder a las demandas que impone el perfil epidemiológico de la población a la que se atiende y deben ofrecer servicios de salud efectivos, seguros y eficientes, y responder de manera adecuada a las expectativas de los usuarios (Plan Nacional de Salud, 2007-2012).

La enfermería abarca los cuidados, autónomos y en colaboración, que se prestan a las personas de todas las edades, familias, grupos y comunidades, enfermos o sanos, en todos los contextos, e incluye la promoción de la salud, la prevención de la enfermedad, y los cuidados de los enfermos, discapacitados, y personas moribundas. Funciones esenciales de la enfermería son la defensa, el fomento de un entorno seguro, la investigación, la participación en la política de salud y en la gestión de los pacientes y los sistemas de salud, y la formación (CIE, 2010). Esta situación se ve reflejada en la profesión de enfermería, y obliga a las enfermeras (os) a estar constantemente actualizados sobre las innovaciones técnicas, la enfermedades emergentes, la evidencia científica.